Cerro de San Miguel

Cerro, Mirador
Ubicado en Atlixco

La magia inigualable, en una zona geográfica que goza del hoy llamado “Mejor clima del mundo”, cuyos paisajes inigualables y coloridos llenos de misticismo en complicidad con los dos colosos de la madre naturaleza de belleza incomparable llamados Popocatepetl e Iztaccihuatl, los cuales parecieran emanar una energía épica, ideal para generar un entorno verdaderamente mágico.

Es aquí entonces donde se desarrolló esta gran ciudad llamada Atlixco la cual es un ícono para cada uno de los habitantes de esta ciudad y un atractivo único para los visitantes que aprecian el mágico Cerro de San Miguel el cual está enclavado en pleno centro de la ciudad y en este un ex convento de con las características de un castillo medieval.

Se dice que Desde antiguo las familias atlixquenses subían al cerro a divertirse, llevaban comida, volaban papalotes, sobre todo durante el mes de septiembre muchos jóvenes ascendían al cerro a partir de las cinco de la mañana para entrar a la ermita y escuchar misa, alumbrados de teas y cantar durante una semana las mañanitas tradicionales al ángel que además es el abogado del diablo en la Corte Celestial.

El cerro ha sido testigo de toda la vida de Atlixco y sus habitantes. Es un cerro que encierra misterios, energías, guarda voces del tiempo, testigo de la transformación de la ciudad y su gente. Es un cerro que desde ahí cerca de 50 años se juntan las etnias de la región y del estado para bailarle a Quetzalcóatl y a Macuilxochitl en el Huey Atlixcáyotl, antiquísima fiesta de celebraciones mediante la música y el baile para dar de comer y agradar a los dioses antiguos y a los santos modernos que tienen como emblema de redención en Cristo.

Si tienes ánimo aventurero te invitamos a subir al Cerro de San Miguel para que eches un vistazo de la ciudad desde sus miradores y si todavía te quedan un poco de fuerzas, que subas la escalinata hasta la Ermita dedicada al Arcángel San Miguel, que cuenta la historia, encerró al diablito que hacía de las suyas en los solares dentro del pozo que se encuentra ahí.