Hacienda de San Roque

Espacio Público de Interés

Resguardada por un paisaje de campos cebaderos, Hacienda San Roque es un tesoro más de Puebla. Se empezó su edificación en el año de 1847. Los primeros paredores se construyeron de piedra maciza y madera que fue traída del cofre de Perote, lo cual representa su mayor fama. Posee una arquitectura impresionante y hermosos portales.

En San Roque aún sobreviven partes emblemáticas, como el Pozo de San Roque, mejor conocido como La Noria. Una construcción que se llevó a cabo por la orden Franciscana y que suministraba agua necesaria para el mantenimiento de la hacienda. Incluso se encuentra en pie el horno donde fue fundido el tabique.

Sin duda un lugar que vale la pena conocer.