Zona Arqueológica de Cantona

Zona Arqueológica

La gran metrópolis de su tiempo
Su nombre significa “casa del sol”. Se encuentra localizada en el municipio de Tepeyahualco y se considera la ciudad más urbanizada del México prehispánico, por la planificación sumamente elaborada y simetría en todos sus edificios.

La ciudad fue construida sobre un derrame de lava volcánica y fue descubierta a mediados del siglo XIX pero se cree que alcanzó su apogeo cultural entre los años 150 y 200 d.c., cuando contaba con aproximadamente 867 hectáreas de territorio.

Cantona se distinguió de otros centros urbanos de Mesoamérica por su compleja y eficiente red de vías de circulación; se calculan alrededor de 4 mil calles edificadas para comunicar a la población entre sí, además de caminos que conducían a campos de cultivo, canteras, yacimientos y hacia otras poblaciones. Además contaba con 20 canchas de juegos de pelota.

Cuentan con guía de habla predominantemente inglesa.